Diagnóstico del cáncer de mama



Para realizar un buen diagnóstico y poder seguir un tratamiento idóneo para los pacientes según su estadio se hace en función a los siguientes pasos:

Autoexploración mamaria.

La autoexploración sistemática permite detectar tumores más pequeños que los que pueda detectar el médico o la enfermera pues la mujer estará familiarizada con sus senos y podrá detectar cualquier pequeño cambio, como también la inflamación de los ganglios linfáticos axilares.

Exploración clínica

Para diagnosticar clínicamente un posible tumor maligno de seno, el oncólogo especialista en mastología deberá realizar un interrogatorio en base a lo siguiente:

  • Dolor mamario o mastodinia: Unilateral o bilateral de localización muchas veces supero externa con sensación de tensión mamaria o pinchazo. La relación del dolor con las reglas.
  • Secreción por el pezón: Características de la secreción, galactorreico o verdoso, si es espontánea, uni o bilateral, serosa o sanguinolenta.
  • Signos cutáneo: Retracción del pezón, pérdida del perfil armonioso de la mama (convexas, abombadas o cóncavas), lesiones eccematiformes.
  • Factores de riesgo: Personales. Número de embarazos, edad de la primera gestación, lactancia, menarquia, edad de la menopausia, tratamientos hormonales, cirugías de mama, Familiares. Cáncer de mama (madre, hermanas).
  • Mamografía: La mamografía es una exploración que utiliza los rayos X de baja potencia para localizar zonas anormales en la mama. Esta técnica consiste en colocar la mama entre dos placas y presionarla durante unos segundos mientras se realizan las radiografías.
  • Ecografía: Es una técnica secundaria en el diagnóstico de cáncer de mama. Se emplean ultrasonidos que son convertidos en imágenes.
    Su utilidad se encuentra en que con ella se pueden diferenciar los tumores formados por líquido (quistes) de las masas sólidas. La importancia de detectar esa diferencia es mucha pues los quistes no suelen necesitar un tratamiento si no hay otros síntomas, mientras que las masas sólidas precisan de una biopsia.
    Además, en mujeres jóvenes con mamas densas es posible que el radiólogo prefiera hacer una ecografía en lugar de una mamografía ya que esta prueba presenta más sensibilidad en estos casos.
  • Biopsia: Una biopsia de mama es la remoción de una muestra de tejido para ser examinada bajo el microscopio por un patólogo y es la única forma de determinar con exactitud si una anormalidad es cancerosa o no.
    Afortunadamente un 80% de los resultados de las biopsias son benignos. Sin embargo, si hay un cáncer presente es muy importante que Usted sepa lo antes posible cuál es el tipo y el estado de la enfermedad.


Consulta Online





Más sobre el cáncer

Si deseas conocer más información sobre el cáncer te inivtamos a visitar también todosobreelcancer.com